toledo@fisioterapiacemtro.com
+34 925 106 777            Plaza de los vecinos 11, 45003, Toledo

Suelo pélvico y postparto

¿Qué es la pelvis?

Es un anillo óseo con forma de embudo que une la columna vertebral a los miembros inferiores. A través de ese anillo tiene su salida al exterior el aparato digestivo, urinario y genital y casi todos nosotros hemos pasado a través de él para nacer.

¿Qué es el suelo pélvico y para qué sirve?

Es la barrera de tejidos que cierran la pelvis en su cavidad inferior y que posee esos orificios de salida. Está compuesto de membranas de tejido conjuntivo, ligamentos y músculos que van desde el pubis hacia la uretra, vagina y recto y algunos llegan al sacro y coxis.

dónde está la pelvis


¿Por qué es tan importante el suelo pélvico?

  • Hace de SOPORTE para las vísceras que se encuentran en el espacio abdominal y pélvico impidiendo que en situaciones de esfuerzo ( tos, estornudos, saltos…) vayan modificando su posición original hasta asomar por los orificios naturales que existen en el (uretra,vagina y recto)
  • Tiene una FUNCIÓN SEXUAL. Un buen funcionamiento de estos músculos hace que la función sexual sea óptima en ambos sexos.
  • En la FUNCIÓN REPRODUCTORA ocupa un papel importante en la salida del bebé puesto que estos músculos le hacen de guía y sostén en el proceso del parto.
  • Estos músculos son los grandes colaboradores en las funciones de CONTINENCIA urinaria, de gases y heces.

¿Alguna vez te has parado a pensar en tu Suelo Pélvico?

¡Observad qué cantidad de músculos tenemos en el periné!!!
Funcionan como todos los demás músculos de nuestro cuerpo. Se pueden debilitar, contracturar, tener puntos dolorosos, lesiones por sobre-estiramiento, asimetrías…

Cualquier alteración de ese grupo muscular repercute en los órganos que sujeta y sus funciones:

– Ampolla rectal

– Vejiga y uretra

– Útero

músculos del suelo pélvico

¿Cuáles son las primeras señales que indican que esos músculos no funcionan bien?

Cuando empezamos a notar pequeños cambios en la defecación, micción, dolores en esa zona y/o alteraciones en la dinámica sexual es momento de pensar que quizá haya una alteración del conjunto de músculos del suelo pélvico.

En particular hay que prestar especial atención cuando nos suceden…

  • Pequeñas pérdidas de orina con esfuerzos como la tos, estornudo, saltos…
  • Ganas de ir a orinar con más frecuencia que antes sin causa justificada
  • (infección de orina o problemas vesicales)No conseguir aguantar los gases o las heces
  • Estreñimiento
  • Sensación de mayor apertura vaginal
  • Molestias en esa zona sin causa médica
  • Disfunción sexual (dolor en las relaciones, peor calidad en el orgasmo…)

Autotest: ¿Cómo está tu suelo pélvico?

¿Qué puedo hacer si tengo alguno de éstos síntomas?

No debemos hacer auto-tratamientos porque para el mismo síntoma pueden haber diferentes causas y lo que le va bien a una persona, para la otra es contraproducente. Así que la mejor opción es consultar el problema con la ginecóloga, matrona o fisioterapeuta especialista en estos temas.


¿Y qué hay de la población masculina?

¿Es que no tienen suelo pélvico?

Por supuesto que sí, y os puedo asegurar que también tienen sus disfunciones y muchas de ellas vienen acompañadas de dolor y una disminución importante en la calidad de vida, pero a diferencia de nosotras, que ya vamos oyendo cosas sobre esa musculatura y sus síntomas, ellos no saben dónde dirigirse exactamente para acabar con su problema.

Los más informados de la existencia de la fisioterapia de suelo pélvico son los que se quedan con incontinencia urinaria tras una operación prostática, pero otra vez nos encasillamos en la INCONTINENCIA URINARIA.

¿Y qué otros síntomas puede tener un chico con problemas de suelo pélvico?

Dificultad para iniciar la micción, dolor durante o al terminarla

Aumento de la frecuencia miccional

Molestias por el pubis y/o abdominales inferiores

Malestar en las relaciones sexuales y dolor al final de la eyaculación

Pinchazos en esfínter anal

Aumento del dolor pélvico al estar sentado

Dificultad para la defecación y a veces sangrado

Otros síntomas diferentes a los anteriores y que provienen de causas contrarias a los ya citados son los problemas de continencia fecal y de gases generalmente postquirúrgicos o post-traumáticos y las disfunciones mecanicas en la esfera sexual.

TODOS ellos DEBEN SER CONSULTADOS PREVIAMENTE CON EL MÉDICO ESPECIALISTA para descartar patología orgánica. Si no se encuentra causa aparente, podría ser suceptible de tratamiento de fisioterapia de suelo pélvico.

Técnicas que solucionan disfunciones

La combinación de la aplicación de las técnicas de fisioterapia más avanzadas, unido al uso de la tecnología más moderna en éste área, pueda aportar soluciones reales que en muchos casos evitan la cirugía y en otros sirven como terapia posterior de la misma, con el objetivo de obtener la máxima recuperación del suelo pélvico.

Terapia Manual

Electroestimulación

Técnicas Miofasciales

Biofeedback

Acupuntura

Gimnasia Abdominal Hipopresiva

Magnetoterapia

 

Tarifas